miércoles, 30 de abril de 2014

"Que alguien investigue violaciones de la misma naturaleza que el genocidio, independientemente de la nacionalidad" (8 de 17)

Al fina de las conclusiones del mencionado informe presentado al Consejo de Seguridad el 29 de junio de 1998, sobre las violaciones graves de los Derechos Humanos y el Derecho Humanitario internacional, en la República Democrática del Congo, se recomienda:

“3. Dado que el Equipo de Investigación no pudo investigar todas las denuncias que recibió, de distintas fuentes, por motivos ajenos a su voluntad, unos foros judiciales o de investigación pertinentes deberían llevar a cabo nuevas investigaciones.

4. Habría que ampliar la jurisdicción temporal y personal del Tribunal Internacional para Rwanda de manera que incluyera "el genocidio y otras violaciones de esa naturaleza cometidas en el territorio de Estados vecinos …":

a)Por cualquier persona, independientemente de su nacionalidad;
b) Entre el 1º de enero de 1994 y el 31 de diciembre de 1997.”

… El Tribunal Penal Internacional para Ruanda no ha ampliado su jurisdicción para incluir los crímenes del otro bando, es decir: esas “otras violaciones” de la misma naturaleza que el genocidio del 1994, “cometidas en territorio de estados vecinos…”, ni la ONU se lo ha exigido en todos estos años.

Ahora, la reforma legal del ministro Gallardón, que vacía de contenido la Justicia Universal, intenta acabar con esta causa, pero hasta ahora, parece que el juez Fernando Andreu Merelles de la Audiencia Nacional española había tomado nota de estas recomendaciones del año 98, y ha continuado con las “investigaciones pertinentes”, mediante el auto del 6 de febrero de 2008. 

“De lo actuado hasta la fecha se desprenden indicios racionales y fundados de que, a partir del mes de octubre de 1990, un grupo de estructura político-militar, fuertemente armado y organizado, inició una serie de actividades de carácter criminal, comenzando a realizarlas desde Uganda en territorio de Ruanda.” 

…Y arranca un increíble repertorio de horrendos crímenes, todavía hoy silenciados del Front Patriotique Rwandais (FPR).

martes, 29 de abril de 2014

¿Pruebas ocultadas o protegidas? (7 de 17)

En las conclusiones del informe presentado al Consejo de Seguridad el 29 de junio de 1998, sobre los crímenes cometidos en la República Democrática del Congo, los expertos recomiendan:

“5. Las pruebas obtenidas por el Equipo, incluida cualquier información de carácter confidencial, en particular información que pudiera poner en peligro las vidas y la seguridad de las fuentes, debería mantenerse en un lugar seguro hasta que:

a) Se determine que existen las condiciones para llevar a cabo la investigación con pleno y libre acceso a las fuentes privadas y gubernamentales de la República Democrática del Congo y que se respetan las condiciones enumeradas en la carta del Secretario General de fecha 15 de julio de 1997; o

b) Las autoridades nacionales competentes demuestren inequívocamente su determinación de procesar a los responsables de las graves violaciones de los derechos humanos y el derecho humanitario que se produjeron durante todo el período abarcado por el mandato del Equipo, ante tribunales independientes e imparciales, y de ofrecer plena protección a los testigos y a otras personas y grupos que hubieran proporcionado información al Equipo de Investigación; o

c) Se otorgue al Tribunal Internacional para Rwanda o a un tribunal penal internacional competencia para investigar las graves violaciones de los derechos humanos y del derecho humanitario en la República Democrática del Congo durante el período comprendido entre el 1º de enero de 1994 y el 31 de diciembre de 1997, independientemente de la nacionalidad del perpetrador.”

11 años después de estas conclusiones, en 2009, el magistrado Andreu (una autoridad competente que ha demostrado su determinación para procesar a los responsables de estas graves violaciones, en un tribunal independiente e imparcial) solicitó al Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon la remisión de varios informes de la propia Organización de Naciones Unidas en los que existen pruebas de hechos criminales imputados al presidente ruandés y al Frente Patriótico Ruandés (pillaje de guerra, explotación ilegal de recursos naturales y financiación de hechos criminales y del propio conflicto bélico…) presuntamente cometidos en la República Democrática del Congo. Hasta la fecha el Secretario General de las Naciones Unidas no ha atendido la petición, incumpliendo la Convención sobre los privilegios e inmunidades de las Naciones Unidas.

lunes, 28 de abril de 2014

Más papeles mojados (6 de 17)

El Informe final del Grupo de Expertos encargado de examinar la explotación ilegal de los recursos naturales y otras riquezas de la República Democrática del Congo, presentado al secretario general de la ONU el 8 de octubre de 2002, añade a su amplio informe tres anexos, a cual más importante: 
  1. un listado de 29 compañías sobre las que el panel de expertos recomienda que se impongan restricciones financieras
  2. Un listado de 54 personas para las cuales el panel de expertos recomienda prohibición de viajar y restricciones financieras
  3. Un listado de 85 empresas que el panel considera que violan las directrices de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OECD, incluso algunos siendo signatorios de dicha organización.
Echen un ojo a las tres tablas siguientes, elaboradas con los datos de los tres anexos. Nótese la enorme cantidad de empresas belgas, reminiscencia de la brutal colonización que enriqueció al rey Leopoldo y a su país, riqueza manchada de sangre de los congoleños. Se pueden ver empresas famosas como Bayer, Saracen, Barclays, De Beers, Fortis, Flashes of Color y menos famosas, pero subsidiarias a uno o varios niveles de las grandes y famosas; hay empresas mineras, financieras, de transportes, de seguridad… Verán nombres como Salim Saleh, hermano del presidente de Uganda, a quien años después la ONU designó para comandar su misión de “paz” en Somalia (AMISOM); James Kabarebe, que a pesar de estos informes es Ministro de Ruanda, con la complacencia de la ONU; Un hombre del que apenas hay datos en la tabla, George FORREST, belga con diversas compañías en paraísos fiscales y socio de grandes multinacionales mineras estadounidenses; el empresario zimbabwense John Bredenkamp, cuyo oro de sangre ha llegado hasta España a través de la hija de la vicepresidenta de Zimbabue, Joice Mujuru, que vive en Madrid con su marido Pedro del Campo…
¿Saben qué les pasa a la mayoría de ellos en la actualidad a causa de este informe de la ONU? 

que son incluso más ricos hoy que en 2002.






domingo, 27 de abril de 2014

"Una campaña mundial de desinformación" (5 de 17)


Hechos ocurridos entre diciembre de 1996 y mayo de 1997

86. En febrero, marzo y abril fueron atacados varios campamentos instalados en el interior del país para acoger a las personas que habían huido de los ataques contra los campamentos de Kivu Nord y Sud. Decenas de miles de hutus de Rwanda desaparecieron como consecuencia de los ataques a Amisi, Tingi-Tingi, Kasese y Obilo. Soldados de la AFDL mataron deliberadamente a grupos de civiles desarmados que huían de los ataques. Se desconoce el número de víctimas y el grado de participación rwandesa en los ataques. 

87. En mayo de 1997, hutus de Rwanda fueron masacrados en Mbandaka y en la aldea vecina de Wendji. Las víctimas estaban desarmadas y su número se calcula en centenares. La matanza fue cometida por tropas de la AFDL, aparentemente bajo mando efectivo del ejército de Rwanda (APR).
88. Durante ese período continuó la matanza de hutus rwandeses y zaireños por parte de la AFDL y el mai-mai en Kivu Nord y Sud. En abril, soldados de la AFDL sacaron a varios hutus de Rwanda, que eran menores no acompañados, y a los adultos que les atendían, de un hospital en Lwiro, en Kivu Sud, donde los niños recibían tratamiento por malnutrición. Se les mantuvo detenidos en condiciones subhumanas y fueron golpeados.”

… Ya lo dijo el padre blanco Joaquim Vallmajo, antes de ser asesinado presuntamente por el FPR en abril de 1994, “los tutsis han lanzado una campaña mundial de desinformación para hacer creer que los asesinos son las víctimas y las víctimas los asesinos.” (Auto del juez Andreu, pág. 24).


… Todavía 16 años después, el mundo tiene una vaga idea de que quienes perpetraron el genocidio de 1994 en Ruanda son los mismos que mataban en Congo, gracias esa campaña denunciada por Vallmajo. Pero si prestas un poco de atención, la existencia de dos bandos en guerra se hace obvia. Te preguntas: ¿cómo? ¿se mataban a ellos mismos?  Obviamente, los que cometían estos crímenes, ya investigados en 1998, eran otros, los que ahora gobiernan Ruanda. Y como nadie ha hecho nada al respecto en todos estos años, siguen sembrando de muerte el este de la República Democrática del Congo.  ¿hasta cuándo el mundo va a mirar para otro lado? Si seis millones de muertos no son suficientes razones...

sábado, 26 de abril de 2014

Si Ruanda no tiene coltán en su territorio pero es el principal exportador de este mineral... (4 de 17)

Ruanda no tiene coltán y otros minerales estratégicos en su suelo y sin embargo es el principal exportador ¿cómo es eso posible? Porque su vecino Congo tiene el 80% de las reservas mundiales y lleva sufriendo una guerra de agresión casi 30 años, sin que el mundo se inmute.

El Informe del Grupo de Expertos encargado de examinar la cuestión de la explotación ilegal de los recursos naturales y otras formas de riqueza de la República Democrática del Congo”, presentado al Consejo de Seguridad de la ONU el 12 de abril de 2001, recomendó que había que “alentar a los Estados Miembros a promulgar leyes que prohiban a las empresas inscritas en su territorio importar o exportar recursos naturales de/a países invasores” del Congo. 

Para más inri y claridad de esas palabras, ¿sabían que dicho informe incluye un listado de 34 empresas que importan minerales de la República Democrática del Congo, a través de Ruanda, (que no posee esos minerales en su suelo)? Es más, el listado de dichas empresas lo facilita el ministerio fiscal de Ruanda (Anexo I. página 48 del informe).

Vean la tabla de dichas empresas más abajo. Puede que sus nombres no nos suenen a la gente de a pie. Las empresas famosas crean subsidiarias para hacer los negocios sucios en el corazón de África, no quieren manchar su imagen. Famosas o no, proporcionan algunas de las fortunas más grandes del mundo, irónicamente, megafortunas obtenidas del suelo del último país en la lista de desarrollo humano de la ONU, la República Democrática del Congo.

¿Saben cuántas de estas empresas han sido mínimamente molestadas por la ONU ni gobierno alguno justo 13 años después? 
CERO




viernes, 25 de abril de 2014

En 1996 "comenzó una serie de matanzas de civiles en aldeas hutu del Zaire" (3 de 17)

El antiguo Zaire es hoy la República Democrática del Congo. La ONU supo ya en 1998 de matanzas de inocentes en Congo por parte de las nuevas autoridades de Ruanda, como no ha hecho nada efectivo, las matanzas continúan hoy y los muertos han ascendido a más de 6 millones de personas.


“3. Hechos ocurridos en octubre y noviembre de 1996

80. Los campamentos establecidos con apoyo del ACNUR en Kivu Nord y Sud fueron atacados sistemáticamente por fuerzas militares en el período comprendido entre mediados de octubre y mediados de noviembre de 1996. Entre la población de muchos de los campamentos había tanto refugiados desarmados como milicianos y soldados armados. Los ataques provocaron muchas víctimas entre la población civil. En algunos casos fueron ejecutadas deliberadamente durante esos ataques personas desarmadas, incluso mujeres y niños. Cientos de personas desarmadas fueron capturadas y ejecutadas en el campamento de Mugunga. Las tropas de la AFDL tuvieron un papel principal en los ataques contra los campamentos y funcionarios superiores del Gobierno de Rwanda han admitido públicamente que Rwanda participó en esas operaciones."

Y en el punto 82: "En ese período comenzó una serie de matanzas de civiles en aldeas hutus del Zaire, en Kivu Nord, aparentemente porque se sospechaba o bien que simpatizaban con los hutus de Rwanda que huían o bien que les prestaban apoyo. Esas matanzas continuaron, por lo menos, hasta marzo de 1997.”

… 16 años después, algunos nos preguntamos: entonces ¿para qué sirve la ONU. Si conociendo estos crímenes cometidos por los que ahora gobiernan Ruanda, ha admitido al país como uno de los miembros de su Consejo de Seguridad??

jueves, 24 de abril de 2014

"Un círculo vicioso de violaciones de derechos humanos y venganza sustentado por la impunidad" (2 de 17)

El 29 de junio de 1998, el entonces secretario general de las Naciones Unidas, escribía al presidente del Consejo de Seguridad de la ONU, al entregar el mencionado “Informe del Equipo de Investigación del Secretario General encargado de investigar las violaciones graves de los derechos humanos y el derecho humanitario internacional en la República Democrática del Congo”.

Tras presentar las terribles conclusiones del trabajo de los expertos que investigaron crímenes calificados ya de genocidio en 1997, en Congo, contra congoleños y hutus, por parte de los que hoy gobiernan Ruanda, el secretario general de la ONU, decía así:

“Cuando los miembros del Consejo lean el informe de mi Equipo de Investigación, se enfrentarán con una de las raíces de los recientes conflictos en la región de los Grandes Lagos: un círculo vicioso de violaciones de derechos humanos y venganza sustentado por la impunidad. Para restablecer la paz y la estabilidad duraderas en la región es indispensable poner fin a ese ciclo. Los culpables de esas violaciones deben rendir cuentas;”

… Y sin embargo, 16 años después de haber recibido este informe, el Consejo de Seguridad de la ONU sigue entorpeciendo que se juzgue a los responsables de crímenes de lesa humanidad y otros, cometidos en el este del Congo… ¿por qué? ¿por qué no escucharon al mismísimo Kofi Annan cuando dijo que ese círculo viciosos de violaciones de derechos humanos y venganza está sustentado por la IMPUNIDAD y que sólo se restablecerá la paz y estabilidad cuando los culpables de esos crímenes sean llevados ante la justicia?

10 años después de este informe, en 2008, un juez de la Audiencia Nacional española lo hizo, abrió un auto contra 40 de estos responsables, ¿saben cuántos de ellos han sido juzgados hasta el momento?? CERO

¿POR QUÉ? por la falta de voluntad política y falta de conocimiento de la verdad por parte de la sociedad.

miércoles, 23 de abril de 2014

No sigamos estando ciegos ante la muerte de millones de personas en Los Grandes Lagos (1 de 17)

El 29 de junio de 1998, el entonces secretario general de las Naciones Unidas, entregó al presidente del Consejo de Seguridad de la ONU, una carta junto con un informe titulado: “Informe del Equipo de Investigación del Secretario General encargado de investigar las violaciones graves de los derechos humanos y el derecho humanitario internacional en la República Democrática del Congo”.

La carta decía que de los trabajos de investigación del equipo se desprendían varias conclusiones, entre las que destacan dos:

“La primera es que todos los que participaron en los actos de violencia que sacudieron al Zaire, especialmente a sus provincias orientales, durante el período que se examina han cometido graves violaciones de los derechos humanos o de las normas de derecho internacional humanitario.

La segunda es que los asesinatos perpetrados por la AFDL y sus aliados, incluidos los elementos del Ejército Patriótico Rwandés, son crímenes de lesa humanidad, así como también lo es haber negado asistencia humanitaria a los refugiados hutus rwandeses. Los miembros del Equipo creen que algunas de esas matanzas pueden constituir genocidio, según la intención con que se hayan perpetrado, y exhortan a que se sigan investigando esos crímenes y su motivación.”

...Y sin embargo, 16 años después, todo sigue igual, el ejército de Ruanda y sus grupos “rebeldes” infiltrados en Congo (AFDL, RDC, CNDP, M23…) IMPUNES. 

¿Se imaginan cuánto hubieran cambiado las cosas hoy en Congo si en 1998 el Consejo de Seguridad de la ONU y los países miembros de la misma hubieran tomado en serio este informe??? 

  • Millones de vidas se hubieran salvado...
  • el tráfico de materias primas estratégicas se habría legalizado… 
  • no estaríamos citando a todo el mundo a apoyar el acto Morir en los Grandes Lagos, asistiendo el sábado 10 de mayo, dentro de 17 días, porque la justicia que seguimos reclamando 16 años después, ya se habría llevado a las víctimas... 
  • y se habría juzgado a estos culpables, por cierto, asentados todavía en el gobierno de Ruanda…

lunes, 21 de abril de 2014

¿Qué es el evento Morir en los Grandes Lagos? ¿por qué acudir a apoyar?

El próximo día 10 de mayo por la mañana, en Madrid, podemos unirnos a los ruandeses y congoleños para pedir justicia. Para decir pacíficamente “No queremos más sangre en nuestros móviles”, “No queremos más muertes ni violaciones por causa de nuestros aparatos electrónicos”. Tomemos conciencia de que nuestro apoyo, aunque sea con la mera presencia en la calle Montera, esquina con Gran Vía, es muy importante para terminar con el conflicto más mortífero de la actualidad: el del corazón de África.

Este evento lo organiza el movimiento ciudadano Don’t be blind this time (DBBTT), encabezado por la historiadora y activista congoleña residente en Suiza, BK Kumbi, y el analista político ruandés residente en Londres, Ambrose Nzeyimana. Ellos denuncian que el mundo parece estar ciego y haber llegado a considerar aceptable la práctica deshumanización de los pueblos de la región africana como algo normal en la cultura global. 

El nombre de su movimiento es como una llamada a la gente que pasea por la calle, “¡Eh! no estés ciego esta vez, acércate a enterarte de esto tan grave que te importa porque está causado por intereses económicos que te incumben

Se convoca a través de las redes sociales a todo el mundo para participar y asistir al acto de Morir en los Grandes Lagos que consiste en representar esta tragedia ante las narices de los acomodados europeos. 

El movimiento DBBTT llegó a la conclusión de que en Europa la gente no parece dar importancia a estos hechos tan graves porque no les pasa a ellos, porque no pasa a la puerta de su casa, entonces pensaron: ¿Por qué no hacemos una representación de la muerte y la ceguera e impunidad en la puerta de sus casas? Así comenzaron a desarrollar la idea del evento, una representación en la que algunos participantes interpretarían a los muertos y otros a los ciegos, con algunos otros repartiendo a los viandantes información sobre la realidad de la región: los peores crímenes imaginables silenciados, la implicación en ellos de personas y organizaciones conocidas que han sido denunciadas públicamente y la impunidad de las mismas gracias a la manipulación y la inconsciencia tanto ciudadana como de la mayoría de los responsables políticos occidentales.

También pretenden hacer ver la importancia y el poder que tiene la concienciación ciudadana. Los de DBBTT están convencidos de que los ciudadanos de a pie, si son conscientes de la situación y muestran su apoyo a estos pueblos hermanos, lograrán cambiar las cosas. Les dicen No sabes el poder que tienes en tu mano hasta que lo intentas, apóyanos.

El movimiento Dont be blind this time (No estés ciego esta vez), considera todos los acuerdos y marcos de paz impulsados por la comunidad internacional y la ONU como caballos de troya, que tienen la finalidad de infiltrar en el gobierno de la RDC a los militares ruandeses, detrás de los múltiples grupos rebeldes del este del Congo que exigen integrarse en el ejército: RDC, CNDP, M23…, y a partir de ahí, normalizar el saqueo de los ricos recursos naturales congoleños por parte de los diferentes actores.

miércoles, 2 de abril de 2014

Genocidios en Ruanda y Congo

Se acerca el día 6 de abril. Esa fecha permanece grabada a sangre en la mente y las tripas de millones de personas que sufrieron un horror impensable. Los cien días siguientes al 6 de abril de 1994, tuvo lugar en Ruanda un baño de sangre, terror, muerte, ira y caos. Comenzó el único genocidio reconocido en ese castigado país. 800.000 personas fueron masacradas. La mayoría eran de etnia tutsi, pero muchos de ellos eran también hutus que se oponían a la barbarie. Los verdugos fueron militares extremistas (no todos los del ejército de entonces aceptaron participar en la orgía de crueldad para asesinar a conciudadanos inocentes, y por ello fueron sacrificados) y milicias paramilitares llamadas Interahamwe, extremistas hutu.
La mayoría del pueblo, de etnia hutu y tutsi, también los twa, no hizo más que sufrir un miedo que jamás podremos llegar ni a imaginar de lejos los que no hemos vivido algo así. Insisto, LA MAYORÍA, huyeron en todas direcciones, se ayudaron, sufrieron terror y sufren hoy el trauma del recuerdo. Lloraron por las vidas perdidas sin sentido. Querían despertar de aquella pesadilla.
Saco estas conclusiones después de leer y escuchar a muchos de los supervivientes, europeos, tutsis y hutus, famosos y anónimos. Después de haber asistido al diálogo interruandés, en Mallorca en 2011. Después de leer estos relatos esclarecedores que cito y recomiendo, entre otros:
Carnages. Les guerres secrètes des grandes puissances en Afrique. Del periodista de investigación Pierre Péan.
Huir o morir en el Zaire, testimonio de una refugiada ruandesa. De Marie-Béatrice Umutesi.
África, la madre ultrajada, de Joan Carrero Saralegui.
Les réfugiés rwandais à Bukavu au Zaire. Les nouveaux Palestiniens?, de Philippe de Dorlodot.
La Hecatombe de los refugiados ruandeses en el antiguo Zaire, testimonio de un superviviente. De Benoît Rugumaho. Testimonio que he tenido la fortuna de leer en español a pesar de no estar todavía publicado en esta lengua L’Hécatombe des réfugiés Rwandais dans l’ex-Zaire. Témoignage d’un survivant, gracias a que conozco tanto al autor como al traductor.
Auto judicial de 182 páginas del juez Andreu Meralles, presentado en el Juzgado de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional española en 2008, publicado aquí, en la página de Veritas Rwanda Forum.
Digo que sufren hoy, porque es incomprensible la indiferencia del mundo ante una realidad terrorífica, debido a la manipulación a la invención de una historia oficial suprimiendo la verdad a costa de la vida de millones de ruandeses y congoleños y el empeño en mantener la Justicia de los vencedores como única “justicia” posible. Todo en aras de ocultar la culpabilidad de grandes hombres, empresas y potencias, y por el beneficio económico de la explotación ilegal de unas inmensas riquezas naturales, con lo fácil que sería hacerlo de forma legal, aunque las grandes compañías no tendrían tantos beneficios y los ladrones y traficantes se quedarían sin su parte de este pastel. 
Teniendo en cuenta mi falta de conocimientos sobre infografía, este (la imagen anterior) es el esquema más sencillo que se me ha ocurrido hacer para explicar por qué todos, hutu y tutsi, sufrían antes, durante, después del genocidio de 1994 y lo que les queda en el futuro… Intentaré explicar de forma casi imperdonablemente breve y simplificada lo que pasó y pasa en Ruanda y Congo.
Sin olvidar que antes del 1 de octubre también hay una historia que tiene sus consecuencias, doy comienzo a esta crónica en el 1 de octubre de 1990.